Anna Rami

El mundo de la psicoterapia entró en mi vida en un momento en el que me sentía perdida, la sensación era de llevar años siendo observadora de mi vida sin estar implicada en ella. Dejaba que las cosas pasaran y que el mundo decidiera por mí, no tenía consciencia de mi mundo emocional. Un día sentí que me disociaba cuando estaba hablando en público, algo que me costaba mucho sostener en aquel entonces y que me disparaba la ansiedad. Ese fue el punto de inflexión que me hizo buscar un acompañamiento externo porque sentía que sola no podía. Corría el 2008.

La terapia me permitió volver a coger las riendas de mi vida y empezar un proceso de autoconocimiento profundo que dura hasta el día de hoy. Descubrirme como persona que siente, reencontrarme conmigo misma, aceptar cada una de mis luces y de mis sombras… son algunas de las ganancias que encontré en aquel entonces y sigo encontrando el día de hoy en el mundo de la terapia y del crecimiento personal. 

“La Terapia Gestalt es la terapia de la autenticidad, del tomar consciencia y responsabilizarse de lo que cada uno/a es para poder así estar con el otro/a lo más presente que se pueda. En mi experiencia he aprendido que cuanto más fiel soy a mi misma, me puedo relacionar con el otro/a de una manera más sana y auténtica.”

El resto de experiencias formativas, laborales, sociales y espirituales que me han ido nutriendo hasta el día de hoy, han hecho que yo sea la persona que soy ahora y la que se situa delante de ti en un espacio terapéutico para acompañarte en tu proceso. Te acompaño para que seas tu la que encuentres tu camino, con esas poderosas herramientas del darse cuenta, del hacerte cargo de lo tuyo, del no aferrarte a lo que no es… 

Estar en presencia es mi mantra cuando estoy en terapia. Los conocimientos que he adquirido de la gestalt de la Costa Este, una corriente impulsada por Laura Perls (1905-1990) me han ayudado a comprender el campo relacional y atenderlo también como parte de la terapia. Y la mirada que me proporciona la perspectiva sistémica, me ayuda a ampliar la comprensión de los asuntos que se dan en consulta.

Me hice consteladora familiar porque este método terapéutico me fascinó desde el primer momento. En los talleres de constelaciones que facilito, me situo al lado de la persona para acompañarle en su proceso de soltar y tomar lo que es necesario de su sistema familiar. Considero que el pasado es esa parte de nuestra vida que ya ha sido… y que está en nuestras manos aceptar lo que sucedió tal y como fue y darle un buen lugar en nuestro corazón para así poder estar disponibles en nuestro presente.

 

Formación terapéutica

  • Máster Interuniversitario en Psicología Educativa. Universitat de Barcelona 
  • Licenciatura en Antropología Social y Cultural. Universitat Autònoma de Barcelona 
  • Diplomatura en Educación Social. Universitat Autònoma de Barcelona 
  • Formación en Terapia Gestalt en Espai Lúdic –espai terapèutic – Escola Gestalt de Catalunya
  • Formación especializada en Arteràpia Gestalt Contemporanea, en Espai Lúdic –espai terapèutic – Escola Gestalt de Catalunya.
  • Formación en Constelaciones Familiares en el Espacio Sistémico y Humanista avalada por la Universidad Multicultural CUDEC (México). 
  • Formación en Herramientas Sistémicas para la terapia individual en Espacio Sistémico y Humanista. 
  • Taller “Eneagrama y relaciones” con Victoria Cadarso. 
  • Taller “Bioenergética. Cuerpo y Carácter” a cargo de Santi Calvo. 
  • Taller de 5 ritmos con Helena Barquilla. 
  • Supervisión y acompañamiento emocional de equipos profesionales de la educación social.
  • Talleres grupales en colaboración con centros penitenciarios para acompañar a reclusos a partir de las constelaciones familiares.
  • Observadora de un grupo de formación de terapia gestalt durante tres años.
  • Cursando Formación en Trauma con Marta Cirera.

Qué son las Constelaciones Familiares?

Las Constelaciones Familiares y Sistémicas son una herramienta terapéutica que nos permite ampliar la mirada sobre una situación o conflicto que nos genera malestar para poder encontrar una solución sanadora. Una oportunidad para poner conciencia a ciertas dinámicas familiares que a veces actúan de manera inconsciente y condicionan nuestro presente. 

“Mirar el pasado para poder resignificar, ordenar y colocar el que este pida para que no condicione mi presente.”

Se trata de una terapia breve que trabaja a nivel profundo y del inconsciente, con el acompañamiento de la profesional terapeuta que guía, facilita, cuida y contiene el campo de trabajo. 

“Mediante una constelación, la persona tiene la oportunidad de ordenar, recolocar, sanar, y generar los movimientos necesarios para que vuelva a fluir el amor”

Se parte de la base que en todo sistema tienen que existir unas condiciones que se tienen que dar para que todo fluya. Bert Hellinger, precursor de este método, denominó a estas condiciones Los Órdenes del Amor. Desde esta perspectiva los conflictos presentes de cualquier ámbito de la vida (pareja, trabajo, dinero, salud, hijos/se, etc…) tienen que ver con la existencia de ciertos desórdenes que una constelación familiar pone a la luz para así poder hacer algo al respeto. 

Los desórdenes se producen inconscientemente y por amor”

Cómo funciona una Constelación Familiar?

El formato es grupal y presencial. En un ambiente seguro y de confidencialidad y acompañado por una persona profesional que cuida del espacio y de las personas que vienen a participar.

Los talleres tienen una duración de 3 o 4 horas y hay la posibilidad de venir a constelar un tema propio o a participar como representante.

Normalmente el taller tiene cabida para 3 o 4 constelaciones y alrededor de 10 personas.

La persona que quiere constelar un asunto propio plantea una demanda. Algún aspecto de su vida que no fluye, algún problema presente con sus relaciones, un síntoma corporal, etc. A partir de aquí, con la guía de la consteladora, las diferentes personas que forman parte del grupo van representante diferentes partes del sistema familiar de la persona que constela. Los y las representantes no actúan sino que se dejan sentir y dejan que su cuerpo realice los movimientos que necesita. El objetivo es llegar a una conclusión, una imagen final sanadora que obtiene la persona respecto a su asunto personal.

Y cuáles son estos órdenes?

El primero y el más importante: El derecho de pertenencia a un sistema. 

Todo el mundo tenemos derecho a pertenecer a nuestro sistema, independientemente de cómo se haya actuado. Lo que sucede es que muchas veces una persona que hace algo que no es compatible con las creencias del propio sistema, es excluida. También se excluyen personas que generan mucho dolor, por ejemplo hijos muertos. Los abortos también se tienen en cuenta en la hora de entender quién forma parte del sistema. 

El segundo es el equilibrio entre el dar y el recibir. 

Desde esta perspectiva se entiende que tiene que haber un equilibrio entre el dar y el recibir para que una relación sea sana. Entre iguales tiene que existir una compensación, es decir, yo te doy y tu me devuelves. Entre desiguales esta compensación no existe, sino que los grandes dan y los pequeños reciben. Por ejemplo, los padres dan, sobre todo la vida y los hijos toman. Siguiendo este orden el amor fluye y crece entre ellos, hay un movimiento amoroso en ambas direcciones.

Y el tercero es el respeto hacia las jerarquías (reconocimiento a los que llegaron antes en un sistema). 

Los padres tienen prioridad respecto de los hijos, y el primer hijo tiene prioridad sobre el segundo, es decir, igual que al dar y al tomar, la jerarquía pasa de arriba abajo, siguiendo los conceptos de anterioridad y posterioridad.

“Las cargas heredadas de manera inconsciente son liberadas para poder tener energía disponible y así vivir la propia vida.”

Constelaciones Individuales 

También hay la posibilidad de hacer constelaciones familiares individuales. En un formato de 90′ la dinámica es la misma, y se utilizan herramientas sistémicas diversas para representar las diferentes partes del sistema familiar.